La sierra de Gredos con niños

El recorrido que va desde la plataforma de Grados hasta la laguna Grande probablemente sea la ruta más clásica y conocida de la sierra de Gredos, y es un recorrido adecuado para hacer con niños. Además por la zona se pueden visitar diversos lugares y realizar actividades como pescar o bañarse en pozas y ríos.

El mirador de Peña el Rayo ofrece una completa y magnífica panorámica del circo de Gredos, con las cumbres que rodean la laguna Grande de Gredos, de origen glaciar, y el refugio Elola a los pies del pico Almanzor. Con 2591 metros el Almanzor es la cumbre más alta del sistema Central.

En el arroyo del Prado de las Pozas es posible darse un chapuzón, aunque en verano tiene poco caudal

Para llegar hasta allí hay que caminar entre dos y tres horas, dependiendo del ritmo. Para regresar lo más habitual y también lo más sencillo es hacer el mismo recorrido inverso. La ruta parte de la plataforma de Grados (1733 metros). Hasta la laguna Grande (1933 metros) hay unos siete kilómetros con varios desniveles, pero la ruta se puede acortar a algo menos de 5 km llegando hasta el mirador que hay en el alto de los Barrerones (2210 metros).

A la plataforma de Gredos se llega desde la población Hoyos del Espino por la carretera AV-931 (12 kilómetros) o desde Navacepeda de Tormes (15 kilómetros). El acceso son 2,5 euros por vehículo (2017) y termina en un aparcamiento para dejar el coche.

Dependiendo del día de la semana y de la época del año puede ser complicado aparcar; aunque entre semana suele haber sitio incluso en verano, que es cuando hay mayor afluencia. En las poblaciones cercanas hay servicios de taxi.

El refugio del Reguero Llano
El refugio del Reguero Llano

El sendero principal arranca en el extremo sur del aparcamiento, junto a un quiosco de bebidas. Después de poco más de un kilómetro de ascenso se llega hasta un cruce: a la derecha queda el refugio del Reguero Llano, a la izquierda sale el camino que se dirige hacia el antiguo refugio del Rey y más allá al pico Morezón (2389 metros) y siguiendo de frente se continúa con la ruta propuesta, adentrándose en el prado de las Pozas.

El prado de las Pozas
En el prado de las Pozas la mayor parte del recorrido está empedrado para facilitar el paso cuando el suelo está encharcado. Toda la ruta está bien señalizada.

El prado de las Pozas suele estar encharcado en primavera y en invierno. Para facilitar el paso en esta zona se han colocado en el suelo vigas de madera y piedras. Aunque en verano el suelo normalmente está seco es conveniente seguir la senda delimitada, ya que en esa época del año la pradera puede estar en regeneración. Precisamente porque la mayor parte del recorrido está empedrado las botas de montaña pueden resultar incómodas si son duras o si no están muy usadas. Aunque depende de cada uno, en verano las zapatillas deportivas suelen ser suficientes y más cómodas.

Un par de kilómetros más adelante (a 3,3 kilómetros del inicio), y una vez pasado el prado donde suele haber ganado pastando, se llega a la fuente de los Cavadores, situada a 2130 metros y desde donde se contempla todo el prado de las Pozas y el refugio del Reguero Llano.

La Sierra de Gredos con niños
Llegada al mirador. Al fondo las cumbres del circo de Gredos

En verano hay que llevar abundante agua y la crema solar es imprescindible. No hay que dar por hecho que habrá agua en las fuentes y tampoco hay lugares con sombra.

La fuente es un buen lugar para hacer una pausa, aunque yendo con niños no será la primera parada. El agua de la fuente no está potabilizada (no está tratada) pero corre y está limpia filtrada por la montaña, así que como poco sirve para refrescarse en días de calor. Algo más de un kilómetros más adelante (total, 4,4 kilómetros desde el inicio) se llega al mirador Peña del Rayo desde donde ya se puede contemplar el magnífico circo de Gredos, con algo de suerte en compañía de alguna cabra montés (Capra pyrenaica).

Cabra montés en el circo de Gredos
Cabra montés en el circo de Gredos

Desde este punto y hasta la laguna Grande hay otro par de kilómetros más “todo cuesta abajo”, lo que hace necesario ser cauto al descender y al medir las fuerzas y el tiempo, porque después hay que volver a subir para realizar el camino de vuelta.

Bañarse en pozas, pescar truchas y otras actividades

Además de estas y de otras rutas por la sierra de Gredos en la zona se pueden hacer diversas actividades.

Pesca de trucha en la piscifactoría de la Rasquilla
Pesca de trucha en la piscifactoría de la Rasquilla