Land Rover Party en Les Comes

Land Rover Party 2016 circuito offroad

Desde hace once años el primer fin de semana de octubre se celebra la Land Rover Party en Les Comes de Sererols, en Barcelona. Se trata de un evento dedicado a propietarios y aficionados a los vehículos todoterreno de la marca que también sirve como escaparate y campo de pruebas para los últimos modelos Land Rover.

Para participar en la Land Rover Party hay que acceder con un vehículo Land Rover o Land Rover Santana. En el caso de llevar otro vehículo, de otra marca, habrá que dejarlo fuera de la zona del evento en un aparcamiento próximo, dentro del recinto de Les Comes.

El recinto de la Land Rover Party se divide en cuatro zonas principales en general bien organizadas: la zona de acampada, para aquellos que hagan noche en Les Comes; la zona de actividades, que incluyen desde cursos de conducción a clases de repostería y juegos para niños, zona de aventuras con tirolinas y circuito de escalda a minipistas para modelos Land Rover a escala teledirigidos, zona de espectáculos y servicios de cafetería y restaurante; y la zona de exposición y de feria comercial, donde hay un mercadillo y tiendas en las cuales marcas y proveedores muestran sus productos relacionados con actividades al aire libre, la aventura y las preparaciones todoterreno. También ahí se exhiben los últimos modelos de Land Rover, los cuales se pueden probar directamente en los circuitos de conducción, que es la cuarta zona.

Zona de pistas offroad

Pistas Les Comes, Land Rover Party
Pistas de Les Comes, Land Rover Party

La zona de pistas es el auténtico atractivo del evento. Es algo así como una estación de esquí para vehículos todoterreno. Por un lado dispone de varios circuitos preparadas para la práctica del todoterreno. Algunos son más sencillos y cualquiera puede completar con su Land Rover de serie y otros son más: en la zona supertrack compiten vehículos preparados cruzando pozas, zanjas y diversos obstáculos, troncos y rocas.

En Les Comes hay unos 60 km de pistas de tierra que siguen diversos recorridos dentro del recinto. Igual que en las estaciones de esquí las pistas están indicadas e identificadas con sus nombres y código de colores: las verdes son las más sencillas y luego vienen las azules, las rojas, las negras y las marrones, a cada cual más complicada. Y las que son complicadas son complicadas de narices, por los que no es recomendable adentrarse en ellas sin compañía de otros vehículos.

Land Rover Party les comes

Y al contrario, al circular con otros vehículos y personas conocedoras y entusiastas no sólo se aprende mucho y se conduce con seguridad, también se pasa con el coche por obstáculos por las que uno mismo jamás sería capaz de hacer por sí solo. Por las pistas más sencillas sí es posible circular por cuenta propia sin problema, también porque en general el resto de landroveros que andan por ahí son la mejor compañía: aunque no te conozcan de nada siempre están dispuestos a animar y a echar una mano en caso de necesidad.

Land Rover Party circuito offroad