Land Rover Stage One V8 “Sunset Surf Ride”

El Land Rover Stage One de 1979 es un modelo puente entre el Land Rover Serie III y los Land Rover 90 y 110 (que luego pasaron a denominarse Defender, en 1991 con la llegada del Discovery) que comenzaron a producirse en 1983. El Stage One hacía uso de elementos y tecnologías del Range Rover de la época, pero manteniendo sus vínculos conceptuales y estéticos con su predecesor, el Serie III, con el cual convivió durante un tiempo.

El Land Rover Stage One fue el primer modelo desarrollado durante la fase uno (“stage one”) de la inversión económica que hizo el gobierno británico a finales de los años de 1970 para salvar la marca.

Igual que el Defender y a diferencia del Serie III, el Satage One tenía la parrilla adelantada, en línea con los faros. La modificación tenía que ver sobre todo con la necesidad de ampliar el espacio disponible en el vano para dar cabida a motores más grandes, caso del V8 de 3,5 litros.

El motor V8 de gasolina era el mismo que utilizaba el Range Rover de la época, aunque para el Land Rover (que entonces no tenía nombre propio, sólo la marca) la potencia se redujo a 91 CV (desde los 135 CV originales). A diferencia de los anteriores Series el Stage One tenía tracción total permanente y la caja de cambios LT95 del Range Rover.